Horarios

A este hincha del Aston Villa no le quedó más remedio que llevar tinta a su parte posterior en una de las historias más ridículas del fútbol moderno.