La selección española se impone a la neozelandesa gracias a los goles de Claudia Pina e Irene López y accede a la gran final.