La camerunesa Ejangue escupió sobre el brazo de la inglesa Doggan, que después se lo mostró a la colegiada, aunque sin ninguna repercusión.