La Confederación Sudamericana de Fútbol revela el fuerte motivo para no celebrar los juegos clasificatorios.