El nuevo doblete del mediocampista de La Roja confirma su etiqueta de crack y da brillo a sus números.