Según el seleccionador brasileño, el 10 de la Verde-amarela podría volver a jugar en el Mundial