Con 30 años de edad, el astro brasileño estaría viviendo su última oportunidad de levantar el título para su país.