El equipo de Van Gaal, con mucha solvencia, ganó 3-1 y ahora se medirá con Argentina o Australia.