El crack de Brasil dice que no sabe si jugará otra Copa del Mundo y se fijó un objetivo más allá de la pelota.