En opinión de Memo, esto es lo que necesita México para levantar su nivel futbolístico y evitar enemistad con las otras selecciones de CONCACAF.