El conjunto africano revivió su pesadilla desde los once pasos y ni más ni menos que ante los charrúas.