El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, anunció que el técnico español no quiere hablar de su futuro hasta después de Catar.