La principal inspiración para este trofeo fue incluir los cuatro elementos: fuego, agua, aire y tierra.