El técnico del América no quiso entrar mucho en el tema del arbitraje, pero sí dejó entrever su molestia.