Las Águilas padecieron nuevamente el mal arbitraje, las patadas y lo futbolístico en el torneo internacional, antes de enfrentar a Pumas.