El joven de las Águilas abrió el marcador a los nueve minutos ante el archirrival y la afición estadounidense explota de la emoción.