Doña Teresita, de 82 años, le prendió una veladora al campeón mexicano para que Saunders no lo golpeara tan fuerte. Esta fue la reacción de Saúl.