Mira cómo el piloto mexicano presumió sus extenuantes prácticas que casi le rompen el cuello. ¡No sólo es sentarse en el monoplaza!